Ser efectivo frente a vociferantes

Colaboración de Ricardo E. Trelles (10/dic./2009)
Obtener documento - Download document

indent Parece que la tŔcnica del momento de los represores del rŔgimen contra opositores que se manifiestan p¨blicamente es arrojarles turbas de agresivos y vociferantes intimidadores. Pues bien, esa tŔcnica tiene una contraestrategia, que voy a tratar de resumir:

Regla n¨mero uno: Para la acci˛n polýtica lo primero es estar preparado ideol˛gicamente. Quejarse, insitir en que el rŔgimen es malo, pedir "que nos ayuden", no producen resultados de peso. Hay que saber *bien* quŔ es lo que se busca como altenativa al actual rŔgimen. Hay que entender que lo que queremos para Cuba es para bien *de todos* los cubanos.

Regla n¨mero dos: Nunca dejarse (esforzarse por evitar, aunque sea dificil) arrastrar por la acci˛n de la contraparte. Ellos gritan, usted no grita. Ellos amenazan, usted no amenaza. Ellos se agitan alterados, usted permance tan calmado como sea posible. Ellos lanzan calificativos, usted no, s˛lo sugiere que los participantes de la otra parte estÓn siendo usados en perjuicio de sus mismos intereses. Ellos persisten gritando, amenazando, insultando. Usted persiste calmado, sin odio, explicando persuasivamente en tono civilizado.

Repito: 1. Para la acci˛n polýtica lo primero es estar preparado ideol˛gicamente. 2. Evitar dejarse arrastrar por la acci˛n de la contraparte.

No van a terminar abrazados cordialmente todos como fin de la manifestaci˛n. Pero dejarÓn una huella positiva y se habrÓ ganado mucho (de lo muchýsimo que falta por ganar). Si estos enfretamientos quedan resumidos a que se cayeron a gritos e insultos dos grupos "de ideas opuestas", estaremos perdiendo en vez de progresar.


Página matriz de MHEC