Comentarios a ¡Yo tengo la solución!

Artículo ¡Yo tengo la solución! insertado en soc.culture.cuba por Gerardo E. Martínez-Solanas (30/mayo/97)
> ... Una vez aplastadas esas
> fuerzas, en la sociedad utópica construida sobre sus
> ruinas, esa élite gobernante cedería buenamente el poder
> absoluto que detentaba en favor del pueblo.
>   Pues bien, es hora de que el gobierno cubano
> acepte ese desafío y ponga el poder en manos de su
> pueblo. La razón de ser de la revolución de Castro, por
> los cauces marxistas-leninistas que siguió, desemboca en
> la síntesis actal de la nueva sociedad cubana, donde ha
> dejado de existir todo rastro de las antiguas oligarquías
> burguesas y capitalistas. Antes de entregar los medios de
> producción al extranjero ambicioso que llega a la isla
> con aspiraciones de explotador capitalista, tiene la
> obligación de darle al pueblo la oportunidad de tomar
> decisiones propias, tanto en el campo económico y social
> como en el político.
> ...
> Invito a todos a discrepar, comentar y criticar.
indent Los comunistas (las cúpulas comunistas, que son quienes piensan y deciden; el resto de los comunistas es manipulado muchas veces por sus buenas intenciones) nunca han admitido que la "dictadura del proletariado" es ejercida por una cúpula totalitaria sino "por el pueblo" a través de sus representantes, que ellos insisten son elegidos de forma "abierta y democrática". Luego ni siquiera se puede intentar razonar dentro de su propia ideología demagógica que ya es hora de ceder el poder al pueblo.
indent Además ellos razonan, también demagógica y convenientemente, que dar paso a "otro tipo" de democracia es pasar el poder a abusadores oligárgicos. Internamente pensarán, "¡para que abusen otros, abusamos nosotros!"
indent Luego tiene poca utilidad hacer llamados al régimen (el "gobierno cubano") de que "ya es es hora de que acepte ese desafío y ponga el poder en manos de su pueblo".
indent Toda esperanza de cambio en Cuba partiendo de esta base parece vana.
indent En política no se gana terreno porque el contrario te lo cede, sino porque uno desarrolla fuerzas que lo hacen avanzar. La única fuerza social sana y duradera es el apoyo inteligente y creciente de la ciudanía.
indent Es ese apoyo inteligente y creciente de la poblacion cubana el que casi nadie parece dispuesto a complicarse la vida consiguiéndolo.
indent Después de quinientos años de la llegada de los españoles a América, los cubanos somos los únicos en el continente cuya nación sigue siendo un proyecto vago.

MHEC

Respuesta de Gerardo (30/mayo/97)

indent Por supuesto que este "desafío" al régimen cubano se le plantea frente a su propio pueblo. Sería ingenuo pensar en las buenas intenciones de ceder el paso a la síntesis que (teóricamente) ellos proponen de un gobierno del pueblo al que se desemboque después de la transición revolucionaria y la "dictadura del proletariado". Y sería ingenuo precisamente porque quienes pretenden haber implantado la "dictadura del proletariado" se han entronizado ellos mismos en una dictadura totalitaria, unipartidista y mesiánica, donde el pueblo no cuenta con poder alguno.
indent Pero el pueblo sabe bien que no es así y es ese mismo pueblo el que tiene que ajustar las cuentas con su gobierno y tomar el poder para sí mismo. Para llegar a eso se necesita desbaratar totalmente la base ideológica que sustenta al tirano, desenredar toda la filigrana de "buenas intenciones" que pregona a los cuatro vientos y demostrarles a los mismos que hoy le dan su apoyo a un nivel intermedio de dirigencia, que ellos tienen la sartén por el mango si se dan vuelta a favor del pueblo y derriban a una cupula que no sólo oprime al ciudadano común sino también a sus propios cuadros (con carnet del partido o no), quienes pese a sus prebendas y privilegios viven en un notable atraso una vida gris que no les ofrece horizonte alguno de progreso.
indent Estoy apelando a un sentido común de supervivencia. Les estoy diciendo que desde la Asamblea Nacional y a otros niveles de dirigencia intermedia pueden tomar el timón y llevar al país a un curso de transición que le de efectivamente al pueblo ese poder de participacion que vienen prometiéndole desde hace casi 40 años.
indent Sólo vamos a obtener un apoyo creciente e inteligente de la ciudadania cubana si les ofrecemos una alternativa civilizada de transición, con todos y para el bien de todos. Si les decimos con claridad meridiana que no pretendemos ir a imponer nuevas normas e ideologías sino que queremos colaborar en un empeño de abrir las puertas de la democracia con instituciones fuertes en las que todos puedan participar en forma eficaz y decorosa.
Página matriz de MHEC