Tirano Castro:

Colaboración de Ricardo E. Trelles (noviembre/96)

Obtener documento - Download document


indentQue el resto del mundo tenga serios problemas no significa que su tiranía sea la solución para Cuba. Que el resto de las fuerzas políticas cubanas hayamos sido y seamos incapaces no significa que su tiranía sea la solución para Cuba. Ningún pueblo digno --y todos los pueblos son potencialmente dignos-- puede resignarse indefinidamente a la opresión y al tutelaje tiránico.
indentUsted no ha tenido la oportunidad de demostrar que sus posiciones sirven de algo para Cuba. Usted se ganó esa oportunidad, y la ha mantenido por casi cuarenta años, mintiendo, manipulando y asesinando.
indentYa sobran pruebas de que lo que usted se ha empeñado y empeña en imponer a Cuba no sirve y sólo lo quiere su cúpula de aprovechados. ¿Cuánta más pobreza va a traer a Cuba? ¿Cuánta más enajenación a nuestra juventud? ¿Cuánta más desnutrición, corporal e intelectual, a nuestros niños, el fundamento de nuestra futura Cuba? ¿Cuánto más va a hundirse usted en el cieno, como cubano despreciable?
indent¡Rectifique al menos en algo su imagen de megalómano desalmado! ¡Llegue a su muerte próxima con un poco menos de desprestigio! ¡Haga algo que al menos empiece a reenrumbar a Cuba para salir de donde usted y su camarilla la han hundido!
indentConvierta su seudoparlamento en un parlamento real, al que tengan acceso todos los cubanos que se ganen el apoyo popular. Intente darle fundamento racional a sus propuestas. Deje de usar su aparato de poder para reprimir las ideas que no coinciden con los caprichos o conveniencias de usted. Comience a admitir que Cuba es de todos los cubanos, no sólo de su grupito y mucho menos sólo de usted.
indentEstán surgiendo, al paso que naturalmente pueden, novísimas fuerzas políticas cubanas que finalmente detendrán el descalabro de Cuba y la impulsarán permanentemente hacia el futuro. Pero eso tomará tiempo, demora con más sufrimientos y miserias para nuestro pueblo.
indent¡Haga algo, alguna vez, que los cubanos tengamos que agradecerle, además de despreciarlo, tirano Castro!


Página matriz de MHEC